martes, 3 de agosto de 2010

NUEVAMENTE PINTANDO DE COLORES MI VIDA

Ha pasado más de un mes de la partida de mi padre y por fin me he vestido con otros colores que no fueran el negro, el gris y el blanco. Se dice que el dolor se lleva por dentro y aunque aún hoy mi corazón está roto por la tristeza, ésta no la quiero exteriorizar también a través de mi ropa. Me prometí guardar luto por un mes y cumplí, pero me costó.

Hoy me visto con mis colores favoritos, haciendo votos de que éstos simbolicen también el estado de mi ánimo, que me llenen de la energía que da la vida.

No más negros, oscuros y tétricos. No más grises como el cielo de la Lima invernal. No más blancos, que aunque Umbriel siempre me dice que me queda lindo no me llama a vestirme con este color.

Que vuelvan a mi vida los azules y los morados en todas sus gamas, mis símbolos de alegría, ya que son mis colores favoritos.


Que pronto pueda usar los verdes y marrones, que también me gustan.


Que vestirme así no signifique que mi padre está siendo olvidado, sino que por el contrario, a través de los colores de mi ropa demuestre que para mí nunca ha muerto y que ha de vivir siempre en mi corazón…


(Escrito por Oberón)

3 comentarios:

Pancho dijo...

que bueno niño!! te queremos ver multicolor ^^

Felipe Ros dijo...

Un día de estos tenemos que conversar muuucho sobre las pérdidas y los duelos... créeme!

Daniel- dijo...

Que asi sea!