viernes, 27 de agosto de 2010

CONTRACORRIENTE, la película

Sin lugar a dudas CONTRACORRIENTE es la película que más me ha llenado de orgullo, no sólo porque es una producción peruana (y colombiana) sino porque toca un tema tan controversial como lo es la homosexualidad en una sociedad que aún no está preparada para entender que el amor es un sentimiento que no mide géneros.

Y no sólo me dio gusto apreciar una película con un argumento completamente creíble, sino que los protagonistas se hicieron del papel tanto que yo lloré y sufrí con cada uno de ellos y me sentí en parte identificado, porque lo que les pasa a ellos alguna vez también me pasó, como el toparse con un gay que aún a pesar de amar a otro hombre no se acepta como tal y aún jura que es muy macho por tener mujer o hijos.

Es tan buena la película que no existe ni una escena sobrante, ni tampoco un personaje por demás. La fotografía es bellísima, y a pesar de que ésta enfoca un pueblo de pescadores muy humilde, si dan ganas de visitarlo y contemplar el maravilloso océano desde las ventanas de sus casas. Cabo Blanco es realmente inspirador, muero de ganas por caminar descalzo por esas playas de arena fina y dorada y bañarme en el turquesa de sus aguas.

Mención aparte se merecen los protagonistas, Manolo Cardona, colombiano cuya belleza como hombre no distrae para nada la calidad de su actuación y la de Cristian Mercado, un boliviano que se roba la película, un actor de primera y que tras su imagen ruda de hombre de pueblo irradia ese “no sé qué” que lo hace irresistible. Y de hecho, la peruana Tatiana Astengo en el papel de la esposa engañada completa el trío de manera limpia.

Recomiendo plenamente esta película ganadora de muchos premios en diversos festivales del mundo, esperando sientan la emoción que yo siento y sentiré por haber sido espectador de una de las mejores películas de temática gay que un país latino ha realizado. Por cierto, no se descarta que sea seleccionada para los Oscar del próximo año, ojalá que sí (¡y que lo gane!).

(Escrito por Oberón)

10 comentarios:

Pancho dijo...

eh la quiero ver!! me da gusto volver acá ^^

Felipe Ros dijo...

Yo no puedo negarlo.. moqueé como vieja jejejeje no podía con las lágrimas que se me salían de pensar en que en el fondo he jugado muchas a veces a ser alguno de los dos personajes
:-)

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.

http://lavidadepolo.blogspot.com/ dijo...

Hola
Acabo de ver esta pelicula y me pareció bellisima. Los personajes muy bien desarrollados, la locación y la fotografía. El trio de actores son realmente creibles.

Sin duda que me interpretó en algunas situaciones de mi vida.

Es como una versión de Brokeback Mountain, pero en versión latina, pero con esperanza. Tal vez nuestro realismo mágico latinoamericano marca la diferencia.
Saludos desde Chile
P

Umbriel y Oberón dijo...

Esta siempre será una de las mejores peliculas peruanas de los últimos años... Gracias amigo de Chile por comentarnos! Un abrazote

José PUMA dijo...

Tenemos interes en republicar tu nota para la revista cultural en línea LA WACHA. Agradecemos nos hagas saber si no existe inconveniente de tu parte en publicarte en nuestro medio, te anexo nuestro correo electronico lawacharedactora@hotmail.com.
De no haber problema, te publicamos, y recordamos que LA WACHA, esta abierta a más recomendaciones cinematográficas.

Desde México...

José PUMA
Revista cultural en línea LA WACHA

Daniel- dijo...

Maestro Umbriel, como está?.. Pues aqui nuevamente paseando entre sus letras.

Tambien vi la pelicula en su momento. Es cierto que tamaticamente te impacta, y se amplifica la cosa al ser cine peruano. Bueno, yo no moquié ni nada de eso, pero si sentí moverse algunas fibras duras aqui dentro y queda en el aire como una sensación muy presente para algunos pocos (me incluyo) pero que seimpre te dejan con mas preguntas... quiza es la parte buena que tiene, ya que en cada pregunta te acordarás de ella como historia.

Te dejo un abrazo.

rodeochamp68 dijo...

Y fue así, al igual que Contracorriente, que la historia de estos dos eternos amantes, Uriel y Oberón, terminó después de casi siete años de convivencia.

Gracias a unas revelaciones en un blog vecino, los autores de Crónicas de Urano se dieron cuenta que su relación no era más que un espejismo y que ya de lo que existió al inicio, sólo quedaban los bonitos recuerdos.

Mucha suerte a mis dos amigos, ahora con vidas separadas; no se desanimen, pronto volverán a encontrar la felicidad, pero recuerden: nada es eterno ...

sofia martínez dijo...

¡Grandiosa! El reciente estreno de Looking 2 , una serie de hbo con temática gay, me llevó a descubrir nuevas propuestas en cuanto a películas que abordan la homosexualidad y es así como descubrí “Contracorriente”, un film que a traves de la tolerancia y respeto logran narrarnos una bellísima y sosegada historia sobre la dignidad. Esta película navega entre el melodrama de sobremesa más sentimental y el realismo mágico de tintes sociales y pretensiones ideológicas. Aporta un mensaje reivindicativo de cualquier orientación sexual y de exigencia para poder mostrarse como uno es, que recorre el camino surrealista y mágico a través del deseo.

Anónimo dijo...

Gracias Sofía por tu comentario.No has podido describir esta maravillosa película mejor!
Oberón